Método Curly

Hacía tiempo que rondaba por mi cabeza volver a dejar mis rizos libres y probar el Método Curly del que tantas maravillas he leído y por fin hace un par de meses me animé a ello. No soy ninguna experta en el tema, pero aquí te dejo un breve resumen de en que consiste y cómo me ha ido a mi.

¿Qué es el Método Curly?

El Método Curly trata simplemente de conocer las necesidades del pelo rizado en general y de tu tipo de rizo en particular y aplicarlo para mejorar la calidad de tu melena rizada. Fue creado por Lorraine Massey, una estilista y autora del libro «Curly Girl: The Handbook», que abogaba por dejar de usar productos químicos agresivos y técnicas de peinado dañinas para el cabello rizado.

La premisa fundamental del Método Curly es trabajar con la textura natural del cabello en lugar de tratar de alterarla. Esto significa abandonar los champús y acondicionadores que contienen sulfatos y siliconas, ya que estos ingredientes pueden ser demasiado agresivos para el cabello rizado, eliminando los aceites naturales y provocando sequedad y encrespamiento.

En su lugar, se promueven productos más suaves y naturales que ayudan a mantener la hidratación y la definición de los rizos. El pelo rizado suele ser más seco de medios a puntas que el pelo liso y por ello el uso de acondicionadores y mascarillas será muy importante.

Pasos para llevarlo a cabo

Vamos a ver por encima que pasos hay que seguir según el Método Curly, pero estos pueden variar dependiendo de tu tipo de pelo y de cuero cabelludo. Mi recomendación es que acudas a una peluquería que entienda del tema y ellos te orientaran.

  1. Abandona los sulfatos y siliconas: El primer paso para adoptar el Método Curly es deshacerte de los productos que contienen sulfatos y siliconas. Pero ¡Ojo! En ocasiones será necesario hacer un lavado cada cierto tiempo (depende de tu tipo de cabello) con champú sin siliconas y con sulfatos.
  2. Hidrata correctamente: Utiliza acondicionadores sin siliconas para mantener el cabello hidratado y suave. La mejor forma de aplicar el acondicionador es con una palmada de las manos deslizándolas de medios a puntas. Además, puedes añadir en tu rutina un »leave-in» o acondicionador sin aclarado.
  3. Define tus rizos: Después de lavar y acondicionar tu cabello, utiliza productos diseñados para definir y mantener los rizos, como geles o cremas sin alcohol. Aplica los productos de manera uniforme y luego haz «scrunching» (apretar suavemente el cabello desde las puntas hacia las raíces) para ayudar a definir los rizos.
  4. Evita el calor excesivo: Limita el uso de herramientas de calor como secadores, planchas y rizadores, ya que pueden dañar el cabello rizado y provocar encrespamiento. Si necesitas secar tu cabello, opta por secarlo al aire o utiliza un difusor en el secador con temperatura baja.
  5. Mascarilla: Aplica una mascarilla una vez a la semana o cada 15 días (depende de tu tipo de pelo). Déjala actual durante unos 5 minutos y después aclárala. Mantener el pelo húmedo durante mas tiempo puede ser perjudicial para él.

Además, debes evitar siempre cepillar el pelo en seco así como secar en exceso con la toalla. Lo ideal es que utilices una toalla de microfibra para quitar un poco la humedad pero dejar el pelo mojado y aplicar así los productos.

Muchas personas recomiendan para seguir el Método Curly a rajatabla hacer co-wash, o lavar el cabello con acondicionador, pero cada vez más profesionales lo desaconsejas porque puede ser perjudicial para el cuero cabelludo.

Beneficios del Método Curly

Te cuento cuáles son los principales beneficios que suelen notarse al empezar a cuidar tus rizos, pero ten en cuenta que esto no es instantáneo y puede tardar unos meses en adaptarse. Además, es posible que debas ir adaptando los productos a tus necesidades.

  1. Cabello más saludable: Al evitar los productos químicos agresivos y las técnicas de peinado dañinas, el Método Curly ayuda a mantener la salud y la vitalidad del cabello rizado.
  2. Rizos más definidos: Utilizar productos diseñados específicamente para cabello rizado y seguir técnicas de peinado adecuadas puede ayudar a definir los rizos y reducir el encrespamiento.
  3. Menos frizz: Al mantener el cabello hidratado y evitar el uso excesivo de calor, el Método Curly puede ayudar a reducir el frizz y hacer que los rizos luzcan más suaves y brillantes.

¿Y qué he notado yo? Pues la verdad es que me costó acostumbrarme a tooooooooodo el proceso que hay que seguir y me lleva más tiempo el lavado y secado, pero el pelo me aguanta mejor y la calidad de mi pelo ha mejorado.

Tras más de dos meses he notado que la caída se ha reducido, tengo el cuero cabelludo menos graso (antes de un día para otro ya estaba sucio), y el rizo va cogiendo cada día más forma. No tengo grandes rizos porque mi pelo no es así, no se puede esperar que funcione como una permanente, pero sobre todo lo he notado en volumen ¡Parece que tengo más densidad!

Productos método curly

Método Curly Valquer

Cuando comencé con el Método Curly una amiga me recomendó opciones asequibles para no hacer una gran inversión, pero posteriormente recibí en casa los productos de Valquer ¡Y menuda diferencia! El champú os lo recomiendo 100% porque llevo años usando su marca y, tengas el pelo que tengas, es una maravilla.

Además, he probado el leave-in que me encanta por su facilidad de aplicar en spray y voy a repetir seguro, pero sobre todo me ha encantado el sérum. Se trata de una mezcla de aceites que se aplica de medios a puntas y ayuda muchísimo a hidratar el pelo y evitar el frizz.

A lo único que aun no le he pillado el truco es a su mascarilla sólida, porque viene en tabletas (como el chocolate) y hay que deshacer una onza y aplicarlo. Pese a que los champús sólidos de la marca me tienen enamorada, creo que en la mascarilla voy a cambiar al formato habitual.

¿Sigues el método curly? ¿Me das algún truco más? Yo acabo de empezar pero sin duda, seguiré con esta rutina.

por Celia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *