hermanos
Compras,  Puericultura

Los mejores regalos cuando llega el segundo hijo

Cuando nos quedamos embarazadas de nuestro primer bebé, sobre todo si no hay niños recientes en la familia, decidir que necesitamos es más fácil porque serán muchas cosas. Pero cuando nos preguntan por regalos para el segundo hijo a veces no sabemos que vamos a necesitar.

Hoy te voy a contar cuales han sido las mejores opciones para nosotros, pero esto dependerá mucho de la edad que tengan los dos peques porque si se llevan poco tiempo es posible que el mayor aun siga utilizando algunas cosas.

Silla para el coche

Es posible que para los primeros meses tengamos un grupo 0 en casa pero casi seguro que nuestro hijo mayor aun siga utilizando silla de retención en el coche y el pequeño necesite no muy tarde otra. Dependiendo de la diferencia de edad que tengan y de la edad de nuestro hijo mayor tenemos dos opciones:

  • Comprar una silla para el mayor: Si está a punto de llegar al límite de kilos o altura de su silla podemos utilizar esa para el pequeño y comprar una adaptada al mayor
  • Comprar una silla para el pequeño: Si nuestro hijo mayor ya está usando una silla a favor de la marcha o un elevador de asiento podremos analizar si la silla que utilizaba antes sigue siendo útil (ya sabéis que en temas de seguridad todo cambia muy rápido) o necesitamos una para el bebé

Nosotros hemos dejado para Bastian la que teníamos: Besafe Izi Plus X1 enganchada con cinturón a contramarcha que va desde los 6 meses a los 25 kg, y cogimos para Tristan la Axkid ONE+ que es la única silla del mercado con isofix (para que se pudiese poner y quitar más fácil en la furgoneta) que aguanta hasta los 23 kg.

Trona evolutiva

Cuando estaba embarazada de Bastian nos regalaron una trona, y en esa ocasión elegimos la Trona Siesta de Pegperego porque tenía una oferta muy buena y servía como hamaca desde el nacimiento. Al quedarme embarazada de Tristán, Bastian tenía aun año y medio y seguía utilizándola.

A Bastian le quedaba aun tiempo para llegar bien a la mesa así que uno de los regalos que nos hicieron fue la trona Tripp Trapp de Stoke. La Trona Siesta la ha usado Tristán desde el nacimiento, aunque con el apenas la utilizamos como hamaca, y Bastian pasó a la trona Tripp Trapp con el Baby set que le servirá durante muuuuchos años.

Mochila de porteo

Esto dependerá mucho de la familia, pero a nosotros con el segundo hijo el porteo nos ha sido imprescindible. Al tener dos peques tan seguidos estuvimos pensando si comprar un carrito gemelar pero ocupan mucho y era un trasto más.

En principio escogimos un patinete con asiento pero, sinceramente, me parece un incordio. Cuando está bajado hay que ir llevando el carro de lado y yo no me veía así de paso con los dos niños y la perra.

Bastian que tenía dos años y cuatro meses cuando nació Tristán aun necesitaba a veces la silla o si salía andando y se cansaba pedía brazos (y lo sigue haciendo). Cuando salimos dos personas podemos llevar carrito y silla, aunque es un coñazo, así que decidimos probar el porteo.

La mochila que teníamos hasta entonces se nos había quedado pequeña, así que compramos una que sirviese tanto para Bastian como para Tristán (Boba X) ¡Y ha sido un éxito! Es un accesorio que ocupa relativamente poco, se puede llevar en la cesta del carro, y si Bastian se cansa se sube un rato y solucionado.

Tanto la utilizamos que hemos cogido otra (Fidella Fusión 2.0) para llevar siempre una en la que puedan subir ambos.

Cámara de vigilancia extra

Nosotros con Bastian seguimos utilizando la cámara de vigilancia así que cuando iba a nacer Tristán miramos opciones para poder vigilar a ambos. Dudábamos entre coger otro set completo de cámara y pantalla o solamente una cámara extra para la nuestra.

Nosotros tenemos la cámara Availand Follow Baby y optamos por la segunda opción. Fue un acierto porque Bastian no necesita estar continuamente viéndolo. Además tiene un sistema para que cambie de cámara cada cierto tiempo o con el movimiento.

Como inconveniente os diré que la batería de la pantalla no nos funciona bien, hay que tenerlo enchufado todo el rato, pero a nosotros no nos supone mucho problema.

Cada familia es única

Estos han sido nuestros imprescindibles pero cada familia y cada niño es un mundo. Os recomiendo pensar bien lo que vayáis a necesitar seguro y, si no lo tenéis claro, esperar a que haya nacido para descubrir qué os viene mejo.

Nosotros, por ejemplo, nos equivocamos con el patinete y hubiesemos acertado más con las mochilas de porteo que tuvimos que comprar después.

¿Tenéis alguna idea más? ¡Déjamelo en los comentarios! Así podremos ayudar a otras familias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies