Compras,  Puericultura

Cómo elegir el mejor portabebés ergonómico para tu bebé

Cuando llega un bebé a casa todo son dudas. Recuerdo ponerme a buscar información sobre colchones de cuna, tronas, carritos… Y había opiniones de todo tipo. Hoy os vengo a hablar de otro accesorio imprescindible, al menos para nosotros, el portabebés.

La importancia de la ergonomía

En el mercado podemos encontrar portabebés de todos los tipos y para todas las edades pero ¡Ojo! No todos son adecuados y algunos solo están recomendados para ciertas edades, aunque en ocasiones el fabricante indique otra cosa.

Lo primero que debemos analizar son nuestras preferencias y necesidades. Si no estas familiarizado con el uso de portabebés mi recomendación es que acudas a una tienda especializada donde puedas verlos, tocarlos, probarlos…

Cuando el bebé tiene menos de 6 meses debemos utilizar un portabebés blandito que respete la posición de ranita y la forma curva de su espalda que aun mantiene. Una vez que empiezan a mantenerse sentados, a partir de los 6 meses aproximadamente, podemos optar por uno que sea un poco más rígido pero siempre buscando que sea ergonómico.

Recuerda que las piernas del bebé deben quedar como si fuese una ranita, haciendo una M, y nunca deben ir colgadas. Además, debemos colocarlo de cara hacia el porteador nunca hacia fuera porque estaríamos forzando su posición.

¿Qué tipos de portabebés hay?

porteando en la nieve

Fular

El fular es una pieza de tela que anudaremos alrededor de nosotros para colocar al bebé. Dependiendo del tipo de fular ese anudado se podrá hacer antes de colocar al bebé o a la vez que lo hacemos.

Podemos encontrar fulares elásticos, semielásticos o tejidos en función de su composición. Los dos primeros son más fáciles de utilizar si no tenemos practicas y además permiten preanudado, pero su uso se limitará hasta que el bebé pese 10kg cómo máximo.

El fular tejido es algo más difícil de colocar al principio pero no se afloja tan fácil, es más fresco en verano y se puede utilizar hasta los 4-5 años.

Esta opción es ideal para recién nacidos porque se adapta a la perfección a su cuerpo y en función de la época del año y de nuestras preferencias podremos hacer diferentes nudos para adaptarlo a nuestra forma de uso.

Bandolera

La bandolera es una pieza de tela con una anilla que nos permite colocarnos al bebé delante, detrás y a la cadera. Está pensada especialmente para usarla en casa o en trayectos cortos. Es muy cómoda para niños que empiezan a andar pero se cansan pronto porque se colocan de forma muy rápida y aguanta muy bien su peso.

Mei Tai

El Mei Tai es una mezcla entre la mochila y el fular. Cuenta con un rectángulo de tela y 4 lazos que salen de cada una de las esquinas que pasaremos por los hombros, por la cintura y los ataremos a la cadera repartiendo así el peso.

Algunos se pueden utilizar desde el nacimiento y otros desde los 6 meses hasta los 2- 4 años. Hay modelos pensados para niños grandes desde 18 meses hasta 5 años.

Mochila

La mochila es uno de los portabebés más conocidos y, para mi gusto, el más cómodo de colocar. Dependiendo del tipo de mochila podremos utilizarlo desde el nacimiento o a partir de los 6 meses.

Las mochilas evolutivas se ajustan desde el nacimiento y las vamos adaptando a medida que el bebé crece siendo aptas hasta los 2-4 años dependiendo de la que escojamos.

Las mochilas ergonómicas se recomiendan a partir de los 6 meses, aunque algunas llevan reductores que se pueden emplear pero siempre es mejor optar por un fular o bandolera.

Nuestra experiencia

Os voy a hablar de los portabebés que hemos utilizado nosotros pero lo ideal es que cada familia busque aquel que le resulte más cómodo y se adapte mejor a lo que necesitan.

Cuando Bastian nació utilicé durante un par de meses el fular elástico, aunque la verdad es que me resultaba bastante lioso de poner. En esa época no conocía ninguna tienda cercana donde hicieran asesoría de porteo así que aprendí a colocármelo en internet.

Cuando Bastian tenía 2-3 meses nos dejaron la mochila Marsupi y nos vino de maravilla. Es una mochila muy cómoda para bebés pequeños, desde en nacimiento hasta los 6-8 meses, porque la tela es muy blanda y se adapta fácilmente al bebé.

A los 6 meses pasamos a utilizar la Manduca que nos regalaron cuando Bastian nació. Es una mochila bastante cómoda, con refuerzo en la zona de los hombros, pero para mi gusto abulta demasiado y no es muy ligera comparada con otras opciones.

En verano decidimos coger la bandolera MiniMonkey que es muy ligera y permite llevar bebés desde nacimiento delante y cuando son algo más mayores a la cadera. Aguanta hasta los 15 meses y nos vino de maravilla para ir a la piscina y a la playa. Abulta muy poco por lo que es muy fácil llevarla en el bolso del carrito.

Cuando Bastian pesaba en torno a unos 10Kg empezó a resultarnos más incómoda, le dejaba marca la tira por la que pasa la pierna, por lo que decidimos buscar otro portabebés ligero que nos sirviese para llevar siempre a mano y encontramos la Boba Air.

Esta mochila es super ligera y se pliega en su propio bolsillo para transportarla fácilmente. Se puede utilizar desde los 7 hasta los 20 kilos y tiene refuerzos en la zona de los hombros y de las piernas del bebé. Además lleva una capucha para poder sujetar la cabeza si se duerme.

Actualmente alternamos la Boba Air con la Manduca. Esta última es más cómoda para trayectos largos porque está mas reforzada y acolchada en la cadera y los hombros del porteador, pero da más calor.

El portabebés nos viene genial para los paseos con Lucca, ya que nos permite acceder a zonas a las que no podriamos llegar con el carrito, y es imprescindible en nuestros viajes. Además, ahora que Bastian empieza a andar, es muy cómodo para llevarlo a mano y poder subirlo cuando se cansa.

Portabebés para todos los gustos

Como hemos visto hay portabebés para todos los gustos que se adaptan a las distintas necesidades que nos pueden surgir en cada etapa de nuestros peques. Lo importante es escoger una opción de calidad y ergonómica que sea cómoda y segura para nosotros y, sobre todo, para nuestro bebé.

¿Sueles portear? ¿Cual es tu opción preferida? Te animo a que nos cuentes tu experiencia en comentarios para poder ayudar a otras mamás y papás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies